Cuando declarar una subvención

Lo primero que debemos tener presente cuando recibimos una subvención es que ésta, normalmente, no está exenta de tributar y que por lo tanto, tendremos que declararla como un ingreso. A partir de aquí, la pregunta que suele surgir es cuándo se debe declarar una subvención. ¿En qué momento debemos declarar como ingreso la subvención que nos han concedido?

Las subvenciones oficiales son ayudas procedentes del sector público en forma de transferencia de recursos a una empresa en contrapartida del cumplimiento, pasado o futuro, de ciertas condiciones relativas a su actividad económica. Siempre a fondo perdido, es decir, que la empresa no tendrá que devolver la subvención si cumple con las condiciones establecidas.

Hay dos tipos de subvenciones, las subvenciones no reintegrables y las subvenciones reintegrables. El momento exacto de declarar la subvención dependerá del tipo de subvención.

Subvenciones no reintegrables: Si las condiciones para recibir la subvención se refieren a acciones pasadas como, por ejemplo, acreditar un porcentaje determinado de disminución de las ventas del último año respecto al anterior, se considera una subvención no reintegrable y se declarará cuando se reciba el acuerdo de concesión de la subvención, independientemente de que se haya cobrado o no la subvención.

Subvenciones reintegrables: Si las condiciones para recibir la subvención se refieren a acciones futuras como, por ejemplo, mantener la plantilla de trabajadores de la empresa durante un año, se considera una subvención reintegrable y se declarará cuando se cumplan las condiciones requeridas, independientemente de que se haya cobrado total o parcialmente la subvención antes o después de haber cumplido los requisitos.

Es importante estar al corriente de las subvenciones que existen, para valorar si su empresa puede acceder a ellas. Por eso os ponemos un enlace del canal empresa de la Generalitat con las subvenciones que existen actualmente y las previstas.